Ventajas de la Calefacción eléctrica

Ya nos estamos dando cuenta de que el frío va llegando a nuestros hogares, y en breve tendremos que empezar a poner la calefacción, si no lo hemos hecho ya. Climatizar una vivienda puede suponer el 40% de la factura de energía, siendo el gasto diferente si tenemos calefacción eléctrica o por gas. 

Si bien mucha gente cree que el gas (ya sea natural, propano o butano), lo cierto es que hay mucha discusión en torno a cuál es el sistema de calefacción más barata. En este sentido, la calefacción eléctrica puede colocarse a la cabeza de este tipo de climatización, entre los que destacan las calderas eléctricas y las bombas de calor. 

La principal razón de que se hayan situado a la cabeza es que son mucho más eficientes, por lo que consumen menos cantidad de energía. Además, la electricidad se puede obtener mediante sistemas de energía renovable, siendo completamente gratuita y, además, no contaminando. Además, si lo comparamos con las bombonas de butano, la electricidad es un sistema mucho más cómodo. 

Radiadores eléctricos

Este tipo de sistemas transmiten calor gracias a la radiación. Y esta radiación calienta el aire, generando una convección que calienta la estancia. La convección es un ciclo en el que el aire caliente sube a la estancia, para después bajar al enfriarse y volver a subir cuando el radiador lo calienta. 

NOBO HABITACION

Cuando enchufamos un radiador a la corriente, se tarda poco tiempo en conseguir calor, igual que siguen calentando una vez desenchufados. 

Los radiadores eléctricos poseen una gran eficiencia energética puesto que llegan a transmitir el 100% de la energía que generan.  

Ventajas

  • No resecan el ambiente
  • Gran eficiencia
  • Seguros, económicos y funcionales

Caldera eléctrica

El funcionamiento de este tipo de calderas consiste en un sistema que se basa en una resistencia eléctrica por la que pasará corriente, generándose electricidad en forma de calor. La resistencia se encarga de calentar el fluido interior, generando calor en el sistema.

Además de las calderas eléctricas, tenemos otros tipos de calefacciones eléctricas como son los sistemas de radiación, convección forzada, radiadores eléctricos o calentadores por convección. 

Una caldera eléctrica se abastece mediante electricidad, generando agua caliente que puede usarse, también, con un fin sanitario. 

Como hemos dicho, al ser la electricidad un suministro continuo no tendremos que estar pendientes de si nos hemos quedado sin bombona, algo que puede ser muy incómodo si nos quedamos sin calefacción en pleno invierno. 

Ventajas

  • Su instalación es muy sencilla
  • Son las más recomendables para los espacios pequeños
  • Si tenemos sistemas de energía renovable, la electricidad es gratuita y no contamina

Bombas de calor

Las bombas de calor funcionan basándose en la toma de calor de un espacio frío para transferirlo a otro más caliente gracias a un compresor. La eficiencia energética de este tipo de sistemas es mucho mayor, puesto que la electricidad se usa para mover el fluido de un lado a otro, no para calentar dicho fluido. 

bomba de calor

Este tipo de sistemas funcionan gracias a una propiedad física de los fluidos, denominado calor latente. En ellos, los fluidos se convierten en líquidos gracias a un compresor, cediendo su calor latente y calentando el ambiente.

Ventajas

  • Como hemos dicho, su eficiencia energética es mucho mayor, por lo que el consumo será menor en comparación a otros sistemas.
  • Se puede asociar con otros sistemas como la energía solar y el suelo radiante.
  • Algunas bombas de calor se pueden usar también para refrigerar.

En resumen elegir calefacción eléctrica para su hogar es la mejor opción para calentar su casa de manera eficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
X