La sostenibilidad en el consumo energético como solución al cambio climático

Pese a que muchos prefieran negarlo, el cambio climático es una realidad, y desde hace años. Y la peor realidad es el papel que hemos jugado en el crecimiento de este problema. El consumo de recursos naturales y la emisión de residuos y gases contaminantes son algunas de las actividades que nos han llevado al punto en el que nos encontramos. Por suerte, aún tenemos tiempo para frenar las consecuencias del cambio climático, sobre todo gracias a un consumo responsable de energía.

Si bien las empresas e industrias son las responsables de la mayor cantidad de consumo mundial, lo cierto es que, a nivel doméstico, tenemos un gran papel que jugar.

sostenibilidad

Hogares sostenibles

El consumo de energía en una vivienda es algo que puede llegar a ser totalmente sostenible.

En primer lugar, una de las cosas más importantes es saber qué tipo de energía consumimos en nuestra vivienda. Obviamente, a nivel de Red de Transporte Española, la energía menos contaminante es el gas natural. Sin embargo, es un tipo de suministro que no llega a toda España, por lo que mucha gente sigue usando otros gases como el propano o el butano, más contaminantes.

Dentro de la electricidad, ésta puede proceder de muchas fuentes de energía diferentes. Por suerte, las diferentes comercializadoras españolas están cada vez más concienciadas (y obligadas) a comercializar con electricidad proveniente de fuentes de energía renovable.

Otro aspecto para mejorar la sostenibilidad de nuestro hogar y dejar de contaminar a nivel doméstico es la instalación de nuestros propios sistemas de energía renovable. Sistemas como la energía solar y la eólica nos permiten alcanzar el autoconsumo, por lo que nuestra vivienda  dejaría de contaminar. Sin embargo, estos sistemas siguen siendo caros, aunque se han desarrollado adaptaciones de sistemas de energía renovable para agua caliente sanitaria y calefacción, como la aerotermia y la geotermia.

Consumo energético responsable

Obviamente, más allá del origen sostenible de nuestra energía, es importante realizar un consumo responsable de la misma. Que consumamos de manera responsable estará relacionado también con otros aspectos, como la flota de vehículos de un país.

En relación al consumo de energía en una vivienda, se han desarrollado electrodomésticos eficientes e inteligentes que disminuyen al máximo el consumo de energía. Este tipo de electrodomésticos llegan a consumir entre un 25% y un 40% menos que los tradicionales. Dentro de estos sistemas destacan los sistemas de calefacción eficientes y ecológicos, como los radiadores de bajo consumo, puesto que la climatización de una vivienda supone el 40% del consumo de energía de un hogar.

Por otro lado, la domótica y los sistemas inteligentes se han extendido a los diferentes sistemas de una vivienda, como la iluminación, la climatización, los sistemas de seguridad… Gracias a este tipo de sistemas podemos controlar estos aparatos de manera remota, gracias a un dispositivo con conexión a Internet, lo que reduce el consumo de una vivienda hasta en un 30%.

bombillas naturaleza

Como hemos visto, ser sostenible supone un gran ahorro energético lo que, además de reducir la contaminación, también supone un buen ahorro en las facturas de energía.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
X