Calefacción Eléctrica o Calefacción de Gas

Calefacción Eléctrica o de gas

La eterna batalla después de la de tortilla con o sin cebolla o la de Colacao o Nesquik, es la de Calefacción eléctrica o Calefacción de gas y más cuando se va acercando el invierno.

Conocer los tipos de calefacción que existen, y sus combustibles y emisores, nos ayudarán a tomar la decisión de qué tipo de calefacción se adapta mejor a nuestras necesidades.

No existe el tipo de calefacción perfecta, al menos perfecta para todas las casas, y al elegirla debemos tener en cuenta distintos factores como uso que tendrá, instalación necesaria, precio de la energía, mantenimiento, espacio disponible en casa, tipo de casa…

Cuando nos decidimos a instalar la calefacción en nuestro hogar o lugar de trabajo, son muchas las dudas que nos pueden aparecer. Y, a menudo, hay una pregunta que solemos hacernos: ¿Qué sistema es el más adecuado para nuestra vivienda?

 El tipo de vivienda (si es un piso pequeño o una casa unifamiliar, si es de obra nueva o ha sido reformada…)

– El uso que se le da a la vivienda (si es primera o segunda residencia, si es una oficina o una casa de veraneo…)

– La zona en la que está situada (si está en una zona fría o templada, si está en la costa, en la montaña o en medio de la ciudad…)

Existen distintos tipos de calefacción a las cuales podemos acceder para afrontar los más crudos inviernos; en los últimos años se han desarrollado sistemas de calefacción diversos que satisfacen hasta al más exigente.

Calefacción Eléctrica

Uno de los sistemas más conocidos es el de la calefacción eléctrica que dentro de la misma existen de diferentes tipos pero en este articulo nos centraremos en uno de los más utilizados que son los radiadores eléctricos de bajo consumo.

 

Este tipo de calefacción eléctrica funciona  a partir de una resistencia eléctrica que calienta el aire frío que entra por la parte inferior del aparato, expulsándolo mediante un chorro de aire caliente por la superior.

Este tipo de calefacción tiene las siguientes ventajas e inconvenientes.

Ventajas calefacción eléctrica:

– Sistema barato y adaptable a cualquier vivienda, al no requerir obras. No requiere mantenimiento

– Su uso racional le convierte en un sistema eficaz a nivel medioambiental.

– La calefacción eléctrica es limpia. No existe combustión, humos, residuos ni olores; no consume oxígeno y no enrarece el ambiente.

La electricidad es fácil de instalar, cómoda de usar, limpia y accesible en cualquier ubicación.

El mayor inconveniente es el precio de la electricidad que en los últimos años no ha parado de crecer. Pero como ya hemos comentado en nuestro articulo de como ahorrar en tu factura si controlas el consumo y tienes una tarifa de discriminación horaria no tendrás sorpresas desagradables a final de mes en la factura de la luz con los radiadores eléctricos de bajo consumo. También con el mayor uso de energías renovables permitirá en en el futuro más cercano que disminuya el precio de la electricidad.

Calefacción de gas

En el sistema de calefacción por gas también existen diferente tipos pero es la calefacción a gas natural utilizando radiadores uno de los más comunes actualmente. Para su funcionamiento necesitamos un punto de suministro de gas natural una caldera; y un sistema de reparto de agua por toda nuestra vivienda; sólo de esa forma podremos llevar el agua caliente a los puntos donde se emitirá el calor, los radiadores.

Y como los otros sistemas de calefacción también tienen diferentes ventajas e inconvenientes:

Ventajas :
  • El precio del gas natural es por el momento el más asequible en comparación con cualquier otro suministro de combustible.
  • Dispone de un alto rendimiento permitiendo una eficacia mucho mayor.
  • El mantenimiento y las revisiones de este tipo de equipos, se realizan cada poco tiempo lo que permite una mayor seguridad para los miembros del hogar o en este caso del usuario.
  • Existen varias tarifas dependiendo del consumo que realice el cliente en su vivienda o empresa.
  • No genera residuos tóxicos convirtiéndose en una energía limpia aunque sin ser una fuente renovable.

El mayor  inconveniente de este tipo de calefacción si no vives en la ciudad, es más difícil que el suministro llegue hasta tu vivienda. Esto lo convierte en un modelo de calefacción más para la ciudad. Y si se requiere de instalación los costes son mayores con respecto a la calefacción eléctrica.

Una vez descrito los dos tipos de calefacción más conocidos. Sabemos que es una decisión díficil y todo depende de lo que están buscando y que necesidades tienen.

Nosotros lo tenemos claro y la solución más rápida y sencilla ya que no necesita mantenimiento y son fáciles de instalar, es la calefacción eléctrica a través de los radiadores eléctricos noruegos NOBO by Dimplex que son termoconvectores eléctricos de bajo consumo que con una resistencia con la superficie más amplia de intercambio térmico del mercado y a un termostato electrónico innovador, conforme a la normativa EcoDesign ErP 2018 LOT20, los radiadores eléctricos NOBO by Dimplex calientan uniformemente por convección natural el ambiente donde están instalados. Tienen la posibilidad de que gracias al sistema de control remoto NOBO Energy Control es posible reducir el coste total de la calefacción hasta al 20%. Además de todas estas ventajas se le une un diseño elegante que se adaptan a cualquier interior.

gestione remota NOBO

Pero siempre la decisión es vuestra y la que tomen será la correcta para vosotros y para vuestro hogar.

“ A menudo cualquier decisión, incluso la decisión incorrecta, es mejor que ninguna decisión.” 
Ben Horowitz.
radidores electricos nobo
 Javier Vázquez Lorenzo   Sales & Marketing Spain
, , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
X