La calefacción por convección natural

Existen tres modos distintos de transferencia de calor: conducción, convección y radiación. En el siguiente articulo le vamos hablar sobre la convección.

Existen dos tipos de convección: la convección natural y la convección forzada.

Convección natural

Es un  tipo de transmisión de calor, en que el movimiento del fluido que suele ser el aire en los métodos de calefacción no es generado por cualquier fuente externa (como una bomba, ventilador, dispositivo de succión, etc.) sino se genera de manera natural debido a las diferencias de densidad en el fluido ocurriendo debido a las diferentes temperaturas. En este tipo de sistemas el aire frio de la parte inferior se calienta a través en la mayoría de veces gracias a una resistencia y el aire caliente al tener mayor densidad sale por la parte de arriba. Poco a poco este sistema es capaz de calentar el aire de un espacio.

convección natural

La transferencia de calor por convección suele ser mucho más efectiva que la transmisión de calor por conducción pura. Pero depende del movimiento del fluido que sirve para transportar calor por convección.

La convección forzada

Es un método de transferencia de calor en el que el movimiento del aire está influenciado por medios externos como pueden ser ventiladores o una bomba… En algunas ocasiones puede ser más rápido que la convección natural pero también como principal inconveniente es que genera ruido que en muchas ocasiones puede ser molesto. Por ello para la calefacción el método más recomendable es el de convección natural. Como os describimos a continuación.

Calefacción por convección natural.

Con ello se usa la manera normal de circular del aire, el aire caliente sube y el frío baja, por lo que se calienta la estancia.

nobo calor

Calor envolvente: Como el aire se va moviendo tienes la sensación de que el calor te envuelve.

Elevada eficiencia energética: Emite todo el calor que genera y, también, se mantiene estable por lo que consumen menos. Si también cuentan con termostato incluido el ahorro es aún mayor.

Silencio: Al no usar ventiladores no hacen ningún tipo de ruido que moleste.

Calor sano: No liberan sustancias nocivas como monóxido ni residuos que contaminan e aire. Son respetuosos con el medio ambiente y no contaminan.

Fácil y práctica instalación: No se tienen que instalar, sólo necesitas un enchufe.

Nuestros Radiadores Eléctricos NOBO usan este método para calentar de manera más eficiente.

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
X